jueves, 6 de mayo de 2010

Gastronomía


Entre los platillos típicos podemos encontrar las enchiladas huastecas, las encremadas, los bocolitos y el muy conocido zacahuil.

El zacahuil es de los tamales más grandes y de mayor consumo regional que existen en el país, siendo el producto culinario emblemático de la huasteca.

"La Huasteca llega donde hay zacahuil. Es el platillo huasteco por excelencia y, como el huapango, la expresión de cultura popular que identifica a la población de las seis huastecas", asegura la gastrónoma Leticia Esquivel Hernández, quien participa en una muestra de tamalería latinoamericana en el Museo Nacional de Culturas Populares del Conaculta.

El ingrediente básico del gran tamal huasteco es el maíz, sólo que su masa debe ser martajada. Esta se adoba con chile seco, cascabel o chino. Los rellenos en crudo -carnes de res, cerdo, pollo, pescado o mariscos- se dispersan en la masa, ésta se envuelve con hojas de plátano o papatla (platanillo) y se coloca en una batea de madera para su cocimiento.

El zacahuil se cuece en hornos de tierra, como los que se usan para la barbacoa (calentados con leña), o de barro como los de las panaderías. El tamal debe quedar herméticamente envuelto para que no se queme (se emplean hasta 45 hojas, según su tamaño) y su cocimiento puede durar horas a fuego lento.

1 comentario:

  1. este Zacahuil es riquisimo, y de echo yo practico el hacerlo en mi casa en Denver, CO. U.S.A. todos mis amigos me dicen que K cosa mas deliciosa y sabrosa es esto

    ResponderEliminar